Volver
Compartir

Camina con todo el cuerpo

La tercera edad . Viajes, residencias, cultura, ocio y gimnasia para disfrutar de la vida

G2J_AguaEden_DispensadorDeAgua_Febrero2014

Uno de los ejercicios más saludables y simples que existen es el de caminar. Sí, caminar también puede ser un ejercicio siempre y cuando se haga a cierto ritmo y con una relativa actividad y concentración.

“Caminar por sí mismo no es un ejercicio, no nos engañemos. Caminar rápido y activando la circulación de todo nuestro cuerpo sí lo es”

Caminar e hidratarse en cualquier dispensador de agua pueden ser sencillos ejercicios para empezar a aplicar desde hoy mismo y mejorar nuestra calidad de vida. Cualquier excusa para desplazarnos y caminar un poco será buena: ir a comprar el pan, ir a dar una vuelta tras la comida en el trabajo, ir a recoger a los niños al colegio, ir a cenar con la pareja…   Cualquier actividad rutinaria y habitual puede convertirse en un gimnasio personal si convertimos los desplazamientos en un activador de nuestra circulación.

¿A qué me refiero con caminar con todo el cuerpo?

Es muy fácil salir a la calle y tratar de identificar quién camina con todo el cuerpo y quién no. Hay personas que caminan arrastrando los pies o con una movilidad de brazos prácticamente nula o a un ritmo bastante lento y falto de ritmo (y energía). Estos ejemplos no nos servirían para considerar el caminar como un ejercicio saludable.

“Para activar la circulación de todo nuestro cuerpo debemos caminar con las piernas y también los brazos, ahí radica la diferencia”

Con un adecuado arqueo y baile de brazos estaremos extendiendo el perímetro de circulación de la sangre más allá de las piernas, y haciendo que se beneficie de ello todo el cuerpo. También el ritmo debe ser bueno y alegre, notando que nos cansamos las primeras veces que pongamos la atención en nuestro modo de andar y así nos forcemos a no bajar el ritmo. Cuando llevemos unas semanas haciendo esta práctica tan saludable ya no notaremos el cansancio, en cambio habremos conseguido adoptar una rutina que nos va a hacer mucho bien en nuestro día a día. Cualquier momento será bueno para salir a caminar un rato y realizar nuestras tareas rutinarias o desplazamientos habituales.

¿Y para hidratarnos en el trabajo?

Muy simple también, y es que muchas empresas hoy en día ya disponen de un dispensador de agua para los empleados, cuando no varios de ellos. Y es que la conciencia social de los beneficios del agua hace tiempo que se extendió a las empresas, pues cuidando la salud de sus empleados están cuidado a su vez la salud de sus números económicos a final de mes.

“Salud laboral y económica tienen un vínculo muy estrecho que toda empresa debería cuidar a conciencia”

Beber agua traspasa los niveles de la salud personal para ser un aspecto más a cuidar a nivel empresarial. Un empleado que tome la cantidad recomendable de agua al día ya sea desde un dispensador de agua o rellenando sus botellines será más eficiente ya que el agua nutre a los órganos del cuerpo y los activa durante todo el día.

¿Te ha gustado Camina con todo el cuerpo? Pués díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Haz tu comentario en relación con el tema Camina con todo el cuerpo y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación al reportaje Camina con todo el cuerpo o con La tercera edad hazlo aquí. Gracias.

¿Quién es Esteban ?

Ver otros artículos de