Volver

Servicios

Vacaciones con el IMSERSO

Vacaciones con el IMSERSO

El Instituto de Mayores  y Servicios Sociales o IMSERSO organiza y subvenciona diferentes tipos de viajes y programas de vacaciones dentro del llamado programa de envejecimiento activo distintos viajes en temporada baja donde los precios son más económicos. Características del programa Para acceder al programa de viajes del IMSERSO deberá ser mayor de 65 años o en el caso de viudez tener 55 años. Para aquellos que están pre jubilados, la edad mínima es 60 años.  Durante el viaje podrá llevar un acompañante que puede ser un cónyuge y también podrá viajar con su hijo siempre y cuando el mismo padezca una discapacidad del 45 por ciento o mayor. Se deberá tener en cuenta que el anciano que solicite realizar este tipo de viajes pueda valerse por si mismo y no padezca enfermedades que puedan alterar su comportamiento como ser el mal de Alzheimer o la demencia senil. El IMSERSO ofrece distintos tipos de viajes como ser  visitas a la playa o zonas costeras, viajes culturales para conocer diferentes museos y exposiciones de arte, eco turismo e inclusive intercambio con otros países. Cada uno de los viajes ofrece pasajes ida y vuelta, alojamiento  las 4 comidas diarias además de un seguro de salud por si ocurriera cualquier eventualidad. Los viajes que realiza el IMSERSO son ideales para ser realizados por personas mayores que cuentan con ganas de vivir, divertirse e inclusive conocer nuevos amigos, costumbres y culturas....

Leer más

Tristeza profunda

Tristeza profunda

Según la Organización Mundial de la Salud la tristeza profunda es una enfermedad que deriva en una de las primeras causas de incapacidad en el trabajo en todo el mundo y además es uno de los síntomas de la depresión más notorios. Cómo detectar a un enfermo con tristeza profunda Para saber si algún anciano o familiar cercano sufre de tristeza profunda por dos semanas deberá tener en cuenta al menos cinco de los síntomas siguientes: La persona tiene un estado de ánimo depresivo la mayor parte del día y muestra signos de desesperanza al considerar que la vida no tiene sentido y que no vale la pena seguir adelante. Por lo general el anciano que sufre de depresión profunda no tiene interés por las actividades que antes despertaban su curiosidad y no siente placer al realizar las cosas que antes si se lo daban.  Piensa que es inútil lo cual hace que baje su autoestima. En cuanto a la parte física pierde o aumenta de peso en forma inexplicable, sufre de insomnio pero se siente somnoliento durante el día y esto deriva en la disminución de las funciones cerebrales con la imposibilidad de concentrarse o pensar en forma clara. Cuando se tiene un familiar con tristeza profunda, sobre todo al tratarse de un anciano, una excelente idea además de la atención psicológica es la de hacerle compañía y simplemente estar a su lado hasta que el episodio quede en el olvido....

Leer más