Volver
Compartir

Semejanzas entre ancianos y niños

La tercera edad . Viajes, residencias, cultura, ocio y gimnasia para disfrutar de la vida

Niño y anciano

Existen algunas coincidencias entre los niños pequeños y los ancianos que son realmente notables. Al momento de enfrentar los cuidados de una persona de la tercera edad es bueno tener en cuenta ciertos consejos para llevar con éxito esta compleja tarea.

Semejanzas y diferencias

En ambos casos no les es posible valerse por sí mismos sino que necesitan la ayuda de otra persona que los asista en un gran número de necesidades ya sea en la administración de medicamentos como en los horarios de las comidas y en el de sueño. Otra semejanza notable es la de la inadecuación afectiva con la pérdida de control emocional, lo mismo ocurre con el déficit cognitivo ya en en el caso del niño al no madurar carecer de él y el anciano con los años lo va perdiendo.

También existe una similitud excepcional en cuanto al control de esfínteres ya que el niño se orina o hace sus deposiciones en el pañal ya que aún no puede controlar este impulso y el anciano pierde su capacidad de controlar estos músculos. Finalmente, los niños y los adultos de la tercera edad necesitan de tutorarías especiales ya que no se los puede dejar solos en casa pues pueden sufrir accidentes que en muchas oportunidades pueden resultar fatales.

¿Te ha gustado Semejanzas entre ancianos y niños? Pués díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Haz tu comentario en relación con el tema Semejanzas entre ancianos y niños y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación al reportaje Semejanzas entre ancianos y niños o con La tercera edad hazlo aquí. Gracias.

¿Quién es Galileo ?

Ver otros artículos de