La tercera edad

Viajes, residencias, cultura, ocio y gimnasia para disfrutar de la vida

Golpes de calor durante la tercera edad

Las personas mayores de 65 años, es decir aquellas que pertenecen a la tercera edad forman parte de uno de los grupos de riesgo al momento de sufrir golpes de calor.

 

Síntomas y cómo prevenirlos

Si el anciano presenta algunos síntomas como ser las náuseas, los vómitos y desmayos además de sentir sed y sentir la boca pastosa, puede estar en presencia de un golpe de calor. Otros puntos a tener en cuenta son el dolor de cabeza, el sudor en exceso y el desgano que hace que disminuya la actividad que habitualmente el anciano realiza.

Para evitar este tipo de inconvenientes es necesario tener una serie de cuidados sobre todo en los días más calurosos para evitar que la persona sufra un golpe de calor. Como primera medida se debe evitar ingerir alcohol ya que esto puede producir más ser y acelerar la deshidratación por lo que es preferible remplazar las bebidas alcohólicas por agua tomando de éste último líquido la cantidad que se desee aunque no se sienta sed.

En cuanto a la alimentación, es preferible aumentar la ingesta de frutas y verduras de estación reduciendo el consumo de sal , pudiendo condimentar las comidas con hierbas u otro tipo de aderezos.

Por último es necesario evitar exponerse a los rayos solares entre las 11 a.m. y las 4 p.m. ya que es el momento en el que se encuentran más fuertes los rayos del sol pudiendo producir deshidratación y golpes de calor  de forma frecuente.

Leer más

Chequeos médicos en la tercera edad

Revisión médica

Muchas veces cuando se llega a los 50 años o más se dejan de realizar actividades físicas modificándose toda la vida cotidiana ya sea en lo referente a los hábitos alimenticios, el trabajo y la administración del tiempo libre. Es por ello que en los años subsiguientes se predispone al organismo a sufrir todo tipo de enfermedades crónicas que se manifiestan gracias a diversos tipos de síntomas particulares.

Leer más